Valores y Principios Institucionales

Son valores y principios institucionales Franciscanos:

El cumplimiento de la misión y los mandatos institucionales con estricta aplicación de los postulados éticos y valores franciscanos y el respeto de las diversidades culturales, generacionales y de género.

La honestidad, la hermandad y la fraternidad como pilares de las relaciones interpersonales de los miembros y colaboradores de la Fundación.

El trabajo siempre estará dirigido a garantizar la celebración de la Fiesta de San Francisco de Asís con fe, cultura y civismo en beneficio de la comunidad Quibdoseña, la búsqueda de su bienestar y de su fortalecimiento organizativo.

 El trabajo en equipo, el respeto por todas las personas e instituciones con las cuales se relaciona la Fundación y una comunicación transparente y efectiva como bases de la cultura institucional.

La unidad de esfuerzos y criterios con las organizaciones barriales, como una de las razones de nuestra misión, con las instituciones públicas y privadas y las personas y demás actores comprometidos con la celebración de la Fiesta y la corresponsabilidad frente al trabajo en equipo.

La responsabilidad frente al pueblo Quibdoseño y frente a la comunidad barrial, por los procesos que impulse y sus resultados.

  1. Gestión y organización: En este campo se considera que es fundamental fortalecer la capacidad de gestión y planeación de la Fundación Franciscana, a partir de la formulación de un Plan Estraté-gico con un horizonte de trabajo a tres años.
  2. Promoción y formación: Esta línea de acción tiene como objetivo el fortalecimiento de las ca- pacidades artísticas, musicales y artesanales de los actores que participan en la Para ello es necesario mejorar la dotación en instrumentos musicales a la BANDA FRANCISCANA, y desarrollar labores de formación de nuevos talentos que se puedan involucrar en ésta.

Otra de las líneas de trabajo, en el ámbito de la formación, es la de la creación de una ESCUELA DE ARTES asociada a las manifestaciones musicales y artesanales que cobran vida durante la fiesta, tarea que se considera fundamental en la dinamización de la manifestación cultural.

  1. Infraestructura y escenarios: Para la gestión y desarrollo de la fiesta se requiere do- tar de espacios en los que la Fundación Franciscana (a la que están adscritos los barrios tradicionales) pueda desarrollar con autonomía sus propias iniciativas.
Proyectos:

Un primer proyecto es el de CONSTRUIR UNA SEDE PROPIA para el funcionamiento independiente de la Fundación Franciscana, LA ESCUELA DE ARTES QUE INCLUYA EL ESPACIO DE ARCHIVO DO- CUMENTAL E HISTÓRICO.

Un segundo proyecto tiene como objetivo dotar a la Fundación de su propia TARIMA Y SONIDO, as- pecto que se considera fundamental para generar autonomía por parte de los organizadores y romper la dependencia respecto a patrocinadores que imponen sus propios criterios.

El tercer proyecto es la CONSTRUCCIÓN DE UNA PLAZOLETA FRANCISCANA que se constituya en referente espacial en la ciudad y en donde se puedan realizar los eventos culturales convocados por la Fundación Franciscana.

  1. Memoria y comunicación. Esta línea de acción se orienta a documentar la fiesta en cuanto a sus expresiones audios visuales, producciones musicales e En tal sentido es necesario identificar la metodología y adecuación del espacio físico para la construcción del archivo de la fiesta. Esta acción debe tener como complemento necesario un proyecto de comunicación que permita el fácil acceso a información por diferentes públicos, para los cuales resulta fundamental colocar la infor- mación en la web y producir boletines permanentes.
  2. Identidad La promoción de los valores que encarna San Francisco de Asís es motivo importante en una estrategia de salvaguarda de la fiesta, aspecto que es fundamental para la frater- nidad franciscana como uno de los actores claves en la organización de la fiesta. Por lo anterior, uno de los proyectos es el de desarrollar tareas de formación entre los docentes de la ciudad, para que de esa forma, se pueda asegurar siempre una memoria en la que las nuevas generaciones se invo- lucren e identifiquen con la manifestación cultural. Se trata de la promoción, creación y sostenimiento de la CATEDRA FRANCISCANA considerada ésta desde la primera infancia.